Actualmente la “todopoderosa” Nintendo es quien tiene las mejores ventas y firma los lanzamientos más exitosos. Pero esto no siempre fue así. La Historia de SEGA es muy peculiar porque –como veremos más adelante– han desarrollado las consolas más punteras y los títulos más jugados, pero lamentablemente no lo han sabido comercializar.

Por todos es sabido que el sector del desarrollo de software y hardware, en el campo del entretenimiento, es muy competitivo. Es un sector muy pegado a la innovación tecnológica y esto hace de él un potente eje industrial que actualmente mueve más dinero que la industria del cine.

De hecho el crecimiento abrumador de este sector se inició en 1940. Tras la II Guerra Mundial las fuerzas aliadas buscaron alternativas lúdicas para dar salida a toda la tecnología que habían desarrollado durante el conflicto. Con Ralph Baer, surgieron computadoras programables que permitían jugar al ajedrez y juegos similares; y poco a poco se fueron dando los pasos hacia desarrollos tecnológicos más complejos que –en el caso más extremo– acabarían en la famosa carrera espacial.

Ralph H. Baer, considerado como "el padre de los videojuegos" por su trabajo en el desarrollo de la videoconsola
Ralph H. Baer, considerado como “el padre de los videojuegos” por su trabajo en el desarrollo de la videoconsola

Ya hemos visto anteriormente en Brann –cuando repasamos la Historia de la marca Gillette lo curiosas que fueron las relaciones comerciales surgidas tras la Gran Guerra; y con SEGA se da también una situación… digamos que peculiar.

Seguro que todos pensáis que SEGA es una marca japonesa… nada más lejos de la realidad. Realmente se trata de una empresa establecida en Japón que fue fundada por un americano. Al finalizar la II Guerra Mundial, EEUU desembarcó en Japón para exportar sus productos y entre las empresas que establecieron lazos comerciales con el país nipón, se encontraba el negocio de Martin Bromley.

Este militar estadounidense pasó a la inactividad en 1941 tras el ataque japonés a Pearl Harbor. Dada su nueva situación, centró su vida en Standard Games, la empresa de máquinas recreativas que había creado un año antes en Hawai junto a James Humpert e Irving Bromberg. Pero en 1951 Japón se convirtió en una jugosa oportunidad de negocio y propuso llevarse la compañía hasta allí. Al año de instalarse decide cambiar definitivamente el nombre por el de Service Games. Básicamente seguía siendo una empresa que distribuía máquinas recreativas, jukeboxs, pinballs y ocio de salón para las bases militares que tenía EEUU en el Pacífico.

Sam Stern (Williams Electronics), Martin Bromley, Gordon Marks (Phonographic), Gilbert Kitt (Empire Coin Machine Ex.) - Dave Rosen
Sam Stern (Williams Elec.), Martin Bromley, Gordon Marks (Phonographic), Gilbert Kitt (Empire Coin Machine) – Dave Rosen

Curiosamente y casi en paralelo, en 1954, otro oficial de las fuerzas aéreas americanas que venía de luchar en la Guerra de Corea: Dave Rosen, creó en Tokyo una pequeña empresa para exportar arte japonés a EEUU.

Rosen era un hombre muy inquieto y al poco tiempo cambió el rumbo del negocio para dedicarse a la fotografía, elaborando tarjetas de identificación para los japoneses. Una vez metida la cabeza en ese sector, se dedicó a la distribución de fotomatones con la empresa Photorama, negocio que le permitió amasar una cuantiosa fortuna.

La verdad es que Rosen no se rompió mucho la cabeza y llamó a su empresa Rosen Enterprises. Ya sabéis que bautizar a vuestra empresa con vuestro apellido no es siempre lo más original.

Evolución de los logotipos de SEGA
Evolución de los logotipos de SEGA

Por aquel entonces Rosen había llevado a Japón las primeras máquinas Coin-op que funcionaban insertando una moneda. Y era solo cuestión de tiempo que los intereses de Service Games y Rosen Enterprises se cruzasen.

Cansado de las máquinas americanas –hay que decir que acababa de colocar 5.000 juegos recreativos en todo el país–, Rosen detectó un potencial emergente en el ocio electrónico, sobre todo tras el concepto de salón recreativo surgido en las bases militares. Por eso decide dar un paso más allá y empezar a fabricar sus propias máquinas en Japón. Evidentemente esta empresa era demasiado ambiciosa como para afrontarla él solo, por lo que buscó un acuerdo con Service Games para fundar en 1965 SEGA.

El resultado de esta fusión consistió en que el naming de la nueva compañía fuese un acrónimo de Service Games, es decir: SEGA y que Rosen se convirtiese en su presidente y consejero delegado. Tras el acuerdo alcanzado el objetivo era exportar máquinas por todo el país, hito que superaron con creces llegando a exportar máquinas hasta a EEUU.

Periscope: primer juego de ocio recreativo desarrollado íntegramente en Japón (1966)
Periscope: primer juego de ocio recreativo desarrollado íntegramente en Japón (1966)

Hasta aquí –podríamos decir– llega el origen fundacional de la compañía. Pero ahora vamos a ver cómo fue el pistoletazo de salida de la empresa en lo que a los videojuegos se refiere. Esto nos sitúa un año después de su fundación. SEGA lanza el primer juego de ocio recreativo desarrollado íntegramente en Japón: Periscope.

Era un juego mecánico que podemos denominar simulador de submarinos, algo muy de la época y sobre todo muy yankee. Se trataba de un periscopio desde el que el usuario disparaba a barcos enemigos. Bueno… el éxito fue brutal, de hecho el juego llegó hasta EEUU y alcanzó una facturación de cien millones de dólares; y claro, esto llamó la atención del holding americano Gulf & Western y absorbieron a la compañía en 1969.

SEGASA (Sega, S.A.) fue pionera en traer juegos arcade de video a España en la década de los 70
SEGASA (Sega, S.A.) fue pionera en traer juegos arcade de video a España en la década de los 70

SEGA siguió vendiendo juegos de este estilo hasta que, en 1970, lanzaron su último título: Jet Rocket. Desde ese momento, se volcaron en exclusiva a desarrollar arcades para el incipiente mercado de los videojuegos. Y pese a la inexperiencia, sus primeros juegos dejaron claro el potencial que tenían como desarrolladores de software.

En 1980 SEGA absorbió al fabricante de recreativas Gremlin Industries, y se metió de lleno en el mundo de los videojuegos domésticos. Este movimiento fue esencial para mantener su imparable creciendo en un mercado que se empezaba a asentar y en el que, la ya multinacional, se postulaba como actor principal. Esto fue avalado por el lanzamiento de Zaxxon, el primer videojuego shooter que además empleaba  la proyección axonométrica en los gráficos. Una locura para los jugones de la época.

Era un momento demasiado dulce para un sector ya muy saturado de consolas y juegos, hasta que en junio del 83 explotó de hiperglucemia la conocida como Crisis del videojuego. Los usuarios perdieron la confianza y la industria se resintió durante los siguientes dos años.

Zaxxon fue el primer shooter (1980)
Zaxxon fue el primer shooter (1980)

Esto afectó a todas las compañías, en especial a las americanas. Y, como SEGA estaba a caballo entre EEUU y Japón, tuvo que ver cómo Gulf & Western se desprendía de la parte americana de la desarrolladora y la dejaba en manos del fabricante de pinballs: Bally. Rosen –el fundador y ex fabricante de fotomatones– ve una estupenda ocasión de hacerse con el control de toda la compañía, pero por una cuestión económica solo puede hacerlo de la parte nipona, gracias a la inversión de Robert Deith y el empresario japonés Hayao Nakayama,

La organización iba a ser la siguiente: Rosen se hacía cargo de la sede de EEUU, Nakayama de Japón y Deith de Europa. Cada delegación tomaba decisiones de forma independiente y en el eslabón que unía a la multinacional era un amigo multimillonario de Rosen llamado Isao Okawa, a quien vendió la compañía, que presidió hasta 2002.

Pese a todo este revuelo empresarial, la firma seguía liderando las innovaciones del sector con la creación del primer láser disc, el uso de las tres dimensiones en sus juegos y… SG-1000: la primera videoconsola para jugar en casa.

SEGA y Nintendo sacaron el mismo día su primera videoconsola para el hogar. SG-1000 y Famicom (1983)
SEGA y Nintendo sacaron el mismo día su primera videoconsola para el hogar. SG-1000 y Famicom (1983)

Esto que viene es muy curioso. El mismo día de la presentación, el 15 de julio de 1983, Nintendo lanza también su primera videoconsola para el hogar: Famicom, iniciando una ardua batalla con la casa de Mario Bross, que durará hasta los primeros años del siglo XXI. En honor a la verdad, SEGA perdió el primer combate porque Nintendo sacó su consola con un juego que seguro que os sonará: Donkey Kong. Este hecho hizo a SEGA replantearse la fabricación de videoconsolas y empezara a trastear en la fabricación de ordenares personales… cosa que tampoco les fue muy bien por culpa de un tal Commodore 64.

Tras este fracaso, retoma el diseño de consolas domésticas y su prioridad número uno es desbancar a Nintendo –que lo estaba reventando con Famicom–. Así nació SEGA Mark III, una videoconsola que incluía gafas 3D –no es broma– y además tenía títulos como Alex Kidd in Miracle World. Lo cierto es que las ventas en Japón fueron especialmente bien, y decidieron comercializar la consola en EEUU y Europa con el nombre de Master System. El batacazo del sistema en EEUU fue importante porque cedieron su distribución a la empresa de camiones de juguete: Tonka.

Para más inri, el éxito que estaba cosechando Nintendo con el personaje de su juego Mario Bross, provocó que SEGA adoptase como mascota al personaje diseñado por Rieko Kodama para Alex Kidd in Miracle World. Desgraciadamente para SEGA, el tirón que tuvo Super Mario dura hasta nuestros días. En 1991 se pusieron en manos de Naoto Oshima para crear una mascota de éxito. Los primeros bocetos fueron una especie de Frankenstein inspirado en Mickey Mouse y tras varios ajustes de diseño, optaron por la imagen divertida de un erizo de color marrón que cuando alcanza la velocidad del sonido, se pone del color azul del logotipo. De ahí que su nombre sea Sonic y que lleve guantes blancos como los personajes de Disney y su “archienemigo” Super Mario.

Mario Bros - Alex Kidd - Sonic
Mario Bros – Alex Kidd – Sonic

Pero volvamos al negocio. Los chicos de SEGA seguían a lo suyo acababan de sacar Hang-On: el primer juego en permitir al usuario controlar el cuerpo del personaje principal. Y estaban ultimando la primera consola de 16 bits: Mega Drive. Tarea que no fue nada fácil porque la mayoría de los desarrolladores de juegos querían trabajar en Nintendo por el éxito que estaba teniendo la NES.

Superada la mala experiencia de Master System en EEUU, dejaron que se encargaran de la distribución empresas potentes como Samsung. Quien, curiosamente, comercializó en Corea la Mega Drive con el nombre Game Boy. Flipante.

Por otro lado, deciden darle un giro a la estrategia de marketing y emplean a deportistas y famosos para promocionar sus nuevos juegos. Éste cambio de rumbo dio lugar a uno de los juegos míticos de la firma: MoonWalker, en el que el protagonista es un tal Michael Jackson.

El tono de las comunicaciones de SEGA, se volvió bastante agresivo y prácticamente en lugar de expresar las bondades de sus productos, se dedicaba a desprestigiar a Nintendo. Tanto fue así, que usaron un slogan publicitario muy sonoro: “Sega hace lo que Nintendo no” (SEGA does what nintendon’t).

Michael Jackson colaboró en el desarrollo de MoonWalker, videojuego en el que era protagonista
Michael Jackson colaboró en el desarrollo de MoonWalker, videojuego en el que era protagonista

Como tampoco llegaron los resultados tras este suicidio comercial, tuvieron que bajar el precio de la Mega Drive a la mitad y empezar a colaborar con estudios de videojuegos fuera de Japón; ideas del nuevo director comercial para américa, Tom Kalinske. Las ventas remontaron bastante hasta que en 1991 superó a Nintendo, gracias al acierto de incluir el juego de Sonic en la consola básica… y Sonic fue el juego más vendido.

Pero volvamos un segundo al año 89, al año de la Game Boy. La llegada de la primera consola portátil de Nintendo, hizo que la corporación de Okawa resintiese sus cifras. Tras un año de trabajo a marchas forzadas, consiguieron mejorar la portátil de Nintendo. Hay que recordar que las primeras Game Boys solo se veían en cuatro tonos de gris y SEGA consiguió que Game Gear se viera a todo color. Desgraciadamente el precio de la consola era demasiado caro y no logro superar las ventas de Game Boy.

Podemos decir que hasta 1994 SEGA vivió su época dorada, gracias a Mega Drive. Hasta entonces SEGA había desarrollando la mejor tecnología y los avances más notorios del sector. Lanzaron títulos como Virtua Fighter, los primeros sistemas de 32 bits e incluso un primitivo sistema de juegos online llamado Mega Net. Era normal que las ventas fueran muy buenas. De hecho eran mejores en EEUU que en Japón, y esto provocó la envidia de la filial Japonesa.

Mega Drive salió a la venta en EEUU con el nombre "Genesis"
Mega Drive salió a la venta en EEUU con el nombre “Genesis”

Como hemos dicho anteriormente, las sedes de la empresa eran equipos de trabajo independientes y cuando se pusieron a evolucionar la Mega Drive, lo hicieron EEUU y Japón en paralelo. Mientras que EEUU había alcanzado un desarrollo espectacular, en Tokyo se quedaron bastante atrás, con un triste lector de CD que se le incluía a la antigua consola. El equipo americano colaboraba con otros estudios y para este proyecto lo habían hecho con Sony. Finalmente apostaron por la opción de Japón –básicamente porque la directiva era de allí y estaban mosqueados por los excelentes resultados de EEUU–. Lo gracioso de esto, es que los japoneses alegaron que los usuarios no estaban preparados para una evolución como la que proponía la filial americana.

Conclusión: SEGA presenta Mega CD y la tecnología desarrollada en América es usada por Sony para crear PlayStation: la primera consola con el lector de CD integrado. Por si fuera poco, su competencia más directa presenta Nintendo 64 con la misma tecnología.

SEGA con esto se hunde. Crea –ahora sí– una consola 32 bits con CD integrado, la Saturn… pero es demasiado tarde. En una maniobra desesperada y cuatro años más tarde, lanzan Dreamcast… pero esta sería su última video consola.

Últimos dispositivos lanzados por SEGA: Game Gear - Mega CD - Saturn - Dreamcast
Últimos dispositivos lanzados por SEGA: Game Gear – Mega CD – Saturn – Dreamcast

La compañía estaba en pérdidas millonarias y decide apostar por lo único que les genera ingresos… el desarrollo de videojuegos. En una decisión salomónica, deja de crear consolas y se centra en crear títulos para licenciar. La situación es tan deprimente que incluso permiten jugar con sus personajes en consolas de otras marcas como PlayStation, Nintendo o Xbox. Aun así, SEGA desarrolla juegazos como SEGA Rally que lo parten en las consolas de Sony… pero desgraciadamente hacia tiempo que había lapidado su futuro.

Últimamente parecía que habían encontrado su sitio, pero las grandísimas pérdidas que arrastraban les han llevado a retirarse también del mercado de los juegos para consolas y, desde febrero de 2015, se dedican solamente a sacar títulos para PC y Smartphones; poniendo prácticamente– un triste broche final a su imperio de pixeles.

SEGA ha sido capaz de lo mejor y de lo peor, incluso teniendo mejor tecnología que la competencia. La toma de decisiones como, por ejemplo, no invertir en marketing en lanzamientos de determinados juegos o consolas, fue letal. Por no hablar de las rivalidades entre las sedes de la misma compañía… tan habituales como devastadoras. Pero en este caso, al derivar en el nacimiento de dos duros competidores, ralla lo ridículo.

La situación actual de la compañía no es nada halagüeña, pero siempre nos quedará esperar a algún E3 y que anuncien una nueva máquina para viciarnos.